Equipo RedLama realizó taller sobre comunicación del cambio climático

393

La actividad, parte de la jornada de formación para docentes del programa ICEC de la Universidad de Chile, entregó herramientas para comunicar de forma efectiva el cambio climático considerando los desafíos que se enfrentan al interior de las salas de clases.

Por Michelle Ferrer Solar

Buscando contribuir a la incorporación del cambio climático dentro de las temáticas que se abordan en las salas de clases, es que el equipo RedLama (CR)2 desarrolló el taller “Preparación de la Divulgación Científica y del Plan de Acción” durante la versión 2020 de Curso Programa Nacional de Indagación Científica para la Educación en Ciencias (ICEC).

Dirigida por las integrantes RedLama (CR)2 Catu Muñoz, egresada de Antropología Social de FACSO U. de Chile, y Valentina Inostroza, egresada de Psicología de FACSO U. de Chile, la actividad tuvo por objetivos entregar herramientas para una comunicación efectiva entorno al cambio climático, considerando como eje central las aristas sociales y psicológicas, más allá de solo la entrega de información y evidencia científica.

Valentina Inostroza, integrante RedLama (CR)2 y Licenciada en Psicología FACSO U. de Chile

“Para ello, hicimos una introducción mostrando bases teóricas que sustentan el framing o encuadre de la comunicación del cambio climático, y luego les mostramos ejemplos de cómo podrían hacerlo”, profundiza Valentina Inostroza.

Durante la jornada, se presentaron las diferentes posturas y percepciones frente al cambio climático, así como también el tipo de respuestas emocionales y acciones que se pueden tener frente a la evidencia. Para terminar con la entrega de medios y formatos para comunicar el cambio climático, considerando diversos públicos.

“El taller lo intentamos hacer de manera dinámica, utilizando diferentes herramientas audiovisuales, actividades prácticas y con espacio constante para opiniones y preguntas que permitieran una reflexión profunda”, destaca Catu Muñoz con respecto al taller.

Rompiendo estereotipos

Cuando se habla sobre comunicar el cambio climático, se suele asociar a la difusión mediante medios de comunicación o redes sociales, pero no son los únicos espacios. Ciertamente las salas de clases también puede ser un espacio clave.

“En Chile, los establecimientos educacionales tienen la mejor evaluación respecto a educación medioambiental y de impacto en la sociedad, pues los niños, niñas y adolescentes son un ente divulgativo muy eficaz, llevando lo aprendido a sus hogares y a la comunidad. Es por esto que necesitamos profesores y profesoras que entreguen un mensaje poderoso y motivador, pues esa es, a todas luces, nuestra mayor apuesta”, destaca Valentina Inostroza.

Además, el taller sirvió para mostrar otros mecanismos que ayudan a comunicar la ciencia del cambio climático y generar, entre algunos resultados, interfaz entre la ciencia y la política. Dentro de los formatos presentados se encuentran las minutas y policy brief, instrumentos que muchas veces abordan temas técnicos a través de un leguaje mucho más explicativo para quienes no necesariamente conocen de estos temas.

Catu Muñoz, integrante RedLama (CR)2 y Licenciada en Antropología Social FACSO U. de Chile

“Esto nos permitió abrir todo un espectro que no es contemplado usualmente, es decir, dio luces de cómo en la esfera política y científica también hay una necesidad constante de herramientas para transmitir efectivamente la información y adaptarse a escenarios muy diversos. Esto lo vivimos diariamente en el (CR)2; requerimos llegar a espacios de tomadores de decisiones y estar preparados incluso para aquellos espacios que aún ni siquiera tenemos en nuestro radar”, señala Catu Muñoz sobre la importancia de conocer diferentes herramientas que faciliten la comunicación del cambio climático.

Finalmente, dentro de los llamados que realizan ambas integrantes de RedLama (CR)2, es valorar la sala de clase como un espacio que entrega conocimiento empoderante para abordar el cambio climático, así como también un amplificador de esta información a la comunidad, al contar con los/as estudiantes como grandes divulgadores dentro de sus espacios cotidianos.

“Creo que entender que nosotros/as también podemos volvernos entes activos de la comunicación, convirtiéndose en una herramienta muy empoderante, especialmente en la educación, pues los asistentes del taller adquieren herramientas en las que pueden profundizar temáticas sensibles evitando efectos indeseados, como por ejemplo las emociones negativas que suelen aflorar al tocar el cambio climático, especialmente en niños, niñas y adolescentes”, destaca Valentina Inostroza.